Ver crecer a tus hijos es duro para las madres

Para todas las madres que existen en el planeta, existe un proceso de separación donde nuestros pequeños ángeles se convierten en una persona individual la cual ya no necesita más que herramientas para forjar su propio camino. Algunas madres creen haber quedado sin tareas indispensables para sus hijos y se sienten alejadas de su cría cuando esto sucede. Te comentaremos cómo afecta el proceso de separación necesaria.

¿Cómo afrontar ésta situación de manera saludable?

No podemos pretender ser el dueño de la vida de nuestros pequeños, llegará un punto como nos sucedió a nosotras donde nuestras decisiones se convirtieron mucho más cómodas y duraderas cuando las tomábamos nosotras mismas. Es importante entender que una persona individual debe aprender a desarrollarse en el mundo exterior sin ayuda de sus padres, lo que sucede es un proceso natural de la vida humana y debemos comprender que no es algo negativo que nuestros hijos quieran tener su propia independencia en los aspectos de su vida tales como actitud, personal, solventar problemas, encontrar soluciones y demás.

Puede resultar problemático sí nos enfrentamos a una actitud joven y rebelde de nuestros hijos, quizá podemos resultar heridos a cantidades pequeñas, pero no menos importantes. Debemos recordarles los valores a nuestros pequeños en todo momento y hacer énfasis que la responsabilidad de sus actos ahora recaerá sobre ellos y no sólo en nosotros. Sin duda, habrá ocasiones donde se golpearán y tropezarán de una manera que nos puede parecer innecesarias, inútil e irracional.

Ésta realidad no la podemos enfrentar como si fuera el final de nuestras vidas, al haber pasado una cantidad irrecuperable de años educando y atendiendo a nuestros pequeños, el momento donde todos el fruto y la ganancia de éste trabajo tan arduo se ve cuando nuestros hijos se separan de la sombra de nuestras gigantes alas.

Comments are closed.