¿Te sientes hinchada?

Déjame contarte que no eres la única que se siente hinchada, el 75% de las mujeres embarazadas sufren el “síndrome globo” que consiste en el aumento  desmesurado del contorno de los tobillos, manos pies y otras zonas del cuerpo. Y ¿Cuáles son los factores que lo provocan? Bien,  los tejidos empiezan a ponerse blandos en el cuarto mes, éstos al ser más esponjosos tienden a retener una mayor cantidad de líquidos, sin embargo, es a partir del sexto mes cuando las extremidades empiezan a aumentar su volumen, es decir, comienzan a hincharse. Este problema se presenta con mayor intensidad días cercanos a la fecha de parto, siendo el octavo y noveno los peores meses del embarazo. Las molestias derivadas de la hinchazón pueden agravarse en el verano debido al calor, que  de alguna u otra manera hace que el ritmo de la circulación se vuelva más lento. El permanecer mucho tiempo sentada o de pie en la mima postura puede empeorar la situación, sobre todo en las últimas horas de la tarde. Los líquidos se acumulan durante el día, pero en cuanto vayas a la cama, empezaran a movilizarse y lo  acabaras expulsando por la mañana a través de la orina.Los mejores consejos para combatir la hinchazón: Siempre que puedas, mantén los pies en alto; ya sea en la oficina o en la casa. Tómalo muy en cuenta porque tener elevadas las extremidades favorece mucho a la circulación. Consume mucha fibra para evitar el estreñimiento. Evita permanecer mucho tiempo de pie o sentada, la ausencia de movimiento puede provocar sentirte más hinchada. Trata de estar en movimiento, realiza ejercicios suaves o  practica algunos deportes moderados como la natación, yoga o simplemente puedes caminar diariamente por treinta minutos; eso te hará bien.Los masajes te relajan y son excelentes para la circulación sanguínea, así que pide que te hagan uno. Con respecto al calzado,  es recomendable no usar tacones, opta por zapatos cómodos y holgados; de esa manera evitarás los problemas de espalda y calmarás los dolores. Si usas medias, que no sean apretadas. ¿Quiénes son más propensas a sufrir este problema durante el embarazo? Aquellas mujeres mayores de 35 años, que sufren de hipertensión, sobrepeso y diabetes.

Comments are closed.