¿Cómo las madres trabajadoras más exitosas sacan el máximo provecho de sus días? Descúbralo aquí

 

Dirigir un negocio y cuidar a una familia son dos trabajos exigentes que a menudo parecen como si estuvieran compitiendo entre sí. Las madres que trabajan son a menudo atrapadas en el fuego cruzado entre las necesidades de su negocio y los gritos de los niños. ¿Qué es una mamá que trabaja? El gurú de gestión del tiempo Laura Vanderkam atacó esta pregunta en su reciente libro I Know How Does It. Vanderkam examinó a más de 1.000 mujeres que ganan más de $100.000 al año y revelaron sus secretos para que todo funcione en el hogar.

La división de los turnos: horarios flexibles

Muchas de las mujeres entrevistadas por Vanderkam reportaron haber trabajado un “turno dividido”. Esto implica poner fin al trabajo cuando los niños salen de la escuela, tienen tiempo con la familia por la noche y luego hacen más trabajo una vez que los niños se acuestan.

El cambio dividido, dice Vanderkam, es una de las intervenciones más necesarias para tener éxito en la carrera y ser una buena madre.

Muchas empresarias que tenían negocios flexibles y trabajaban desde casa reportaron una tentación de hacer cosas no laborales mientras se suponía que estaban trabajando.

Mantenga la pista del tiempo

Vanderkam aconseja a los clientes que lleven un registro de su tiempo durante una semana. “Ver todo el panorama nos da una mejor idea de hacia dónde va el tiempo”, dice Vanderkam. Muchas de las mujeres que completaron un registro de tiempo se sorprendieron de cuánto tiempo estaban realmente pasando con sus hijos, especialmente en las primeras horas de la mañana.

Trabajar en fines de semana

Mientras que el trabajo en fines de semana tiende a obtener una reputación negativa, Vanderkam dice que puede ayudar a las madres empresarias, logrando más equilibrio entre el trabajo y la vida.

Entérate de cómo la maternidad te prepara para el emprendimiento

 

Para algunos, los desafíos de la maternidad han sido la inspiración detrás de sus empresas, mientras que para otros, la flexibilidad permitida por ser su propio jefe ha sido la clave para la gestión de una carrera y la familia. Cualquiera que sea su razón para entrar en el espíritu empresarial, todos están de acuerdo en que la maternidad les ha proporcionado las habilidades para ayudar a su negocio a prosperar. Vanessa Jameson y Julie Pezzino, directora ejecutiva y fundadora de Covey, una aplicación que ayuda a las madres a conectarse entre sí en tiempo real, saben muy bien las habilidades que obtuvieron cuando las madres les ayudaron a tomar la iniciativa en el emprendimiento.

La maternidad identifica a las empresas potenciales

La maternidad hizo que Jameson y Pezzino reflexionaran sobre lo que más necesitaban, por lo que fundaron una compañía para ayudar a otras madres a superar los desafíos que enfrentaban como nuevas madres.

Jameson y Pezzino decidieron iniciar Covey con el fin de permitir que otras mamás tengan las mismas grandes experiencias con las mamás locales que encontraron ellas. “Yo no sería una empresaria si no fuera por mi hija”, dice Jameson.

La maternidad hace que usted reevalúe su tiempo

Para Jameson, que dejó un trabajo a tiempo completo con Google para iniciar Covey, el equilibrio de la maternidad y la carrera era uno que sólo se podía resolver a través del espíritu empresarial.

“[Mi hija] me hizo revaluar completamente cómo estaba pasando mi tiempo”, dice Jameson. “Si yo estuviera lejos de ella por un minuto, quería realmente sentir convicción sobre el razonamiento de que yo estaba lejos y sentir pasión por el trabajo que estaba haciendo”.

Para Pezzino, un horario de trabajo flexible que el espíritu empresarial permitió, fue la clave para lograr el equilibrio entre la vida laboral y familiar como madre.

Administrar fincas y empresas siendo madre

Cuando eres madre, la administración de fincas y otras empresas que no sean tu propio hogar se torna algo bastante dificultoso de realizar. esto es debido a que comienzan a venir cada vez más obligaciones, ya no tienes que ocuparte solamente de ti misma, también tienes que velar por tu familia y sobre todo por tu hijo recién nacido. Ah, y por supuesto, el resto de la familia. Ante lo cual dudo mucho que te quede algo de tiempo y mucho menos que quieras utilizarlo en administrar fincas.

Administración de fincas para todo tipo de empresas.

Es por ello que si estás embarazada y esperas un hijo quizá debas de ir pensando en tener que delegar funciones en otra gente. Gente profesional, por supuesto, que siga luchando por mejorar y sacar adelante tu empresa, tu sueño y tu trabajo de toda la vida. Para ello existen las empresas administración de fincas, las cuáles se encargarán de llevar todo el papeleo legal y gestionar todos los servicios (tanto antiguos como nuevos) relacionados con la administración de fincas.

Como es lógico deberás de pagarles por dicho servicio, pero por ello conseguirás quitarte de encima ciertas obligaciones, agobios, etc. Y tendrás la seguridad de que tus fincas estarán siendo monitorizadas en todo momento, por lo que están en buenas manos. Dichas fincas recibirán un gran cuidado y se mejorarán en la medida de lo posible con el paso del tiempo, ya que la función de este tipo de empresas es la de realizar una mejoría constante en las mismas, para eso les pagas una administración de fincas.

Trabajar y ser mamá al mismo tiempo

Sabemos lo complicado que es el ser mamá a tiempo completo y depender de un empleo para vivir, es algo bastante común que solemos ver en varias partes cuando el hombre no se hace cargo del niño, falleció o simplemente hubo un problema mayor que te ha dejado toda la responsabilidad del bebé. El tiempo es el recurso más valioso y sabemos que es imposible recuperarlo, pero es posible aprovecharlo al máximo si aprendemos a organizarlo de la forma adecuada para poder cumplir con todos tus deberes, ya que lo más difícil de una mujer emprendedora es tener que ser mamá.

Cómo optimizar tu tiempo para ser mamá y trabajar

Mother with children using laptop in kitchen

Uno de los primeros puntos a tomar en cuenta es que debes llevar una buena administración de tu tiempo, de manera que puedas tener tiempo de trabajar y cuidar al bebé, hacer las cosas necesarias como mamá y los pendientes del trabajo. Debes lograr esa unificación lo más pronto posible o la pasarás un poco mal.

También deberás establecer comunicación con las personas que te rodean en el trabajo para hacerles entender la situación, de manera que tu tiempo ahora es mucho más valioso y no puedes perderlo hablando o contando acerca de tus experiencias como mamá, sino utilizarlo para ser lo más productiva del mundo.

Aprovechando el aumento de tu productividad en el único tiempo que tienes disponible para el trabajo, se podrá notar un buen interés y será un aspecto positivo en el trabajo, pero deberás aprender a dejar todas esas preocupaciones y pendientes para tu horario, ya que al salir del trabajo cambiarás tu modalidad a ‘mamá’ y debes preocuparte de otras cosas. Sin embargo, debes tomar en cuenta que las empresas no pueden adaptarse al tiempo que tu escojas a pesar de que hoy en día hay mucha más flexibilidad en ese ámbito, así que deberás de llegar a un acuerdo para poder organizarte lo mejor posible y evitar los altos niveles de estrés o frustración cuando se te pida un tiempo extra debido a un proyecto de gran envergadura.